jueves, 5 de junio de 2014

Hola y desgraciadamente adiós...


HOLA Y DESGRACIADAMENTE ADIÓS…

ASÍ ES, EL BLOG “LA VIDA DE CLOVE” SE CIERRA. NO SE SI ALGUIEN LEERÁ ESTO… YA QUE HACE MUCHO TIEMPO QUE NO PUBLICO NADA EN ÉL…

EL ASPECTO DEL BLOG ES DESASTROSO; NO PUEDO CONTESTAR COMENTARIOS Y CADA VEZ LOS CAPÍTULOS MÁS CORTOS Y SE PUBLICAN CADA VEZ MÁS TARDE… ES POR ESO…;  POR EL ESTADO EN EL QUE SE ENCUENTRA EL BLOG Y POR EL POCO TIEMPO QUE DESGRACIADAMENTE TENGO PARA DEDICARLE, POR LO QUE LE HECHO EL CANDADO A CLOVE.

AGRADEZCO Y QUIERO  DAR MIL GRACIAS A ESA GENTE QUE VIVIÓ LA HISTORIA Y LA SIGUIÓ. EN ESPECIAL DEBO DAR MIL GRACIAS A MI COLABORADORA: ESTI.

ASÍ GENTE COMO: CLAUDIA GUTIERRITOS O LAURA, PAULA… ETC.

ESTE ES EL FINAL… UN BESO DE LA ESCRITORA (QUE POR DESGRACIA NO PUDÓ ASUMIR SU PAPEL…)

sábado, 3 de mayo de 2014

En Llamas: Capítulo 4

El amanecer surge de entre los árboles que hay en los inmensos bosques del Distrito 12, hogar de los casi vencedores, y como no, fallecidos, Peeta Mellark y Katniss Everdeen. Las luces de este amanecer surcan los cristales de la inmensa cristalera que recubre parte de el último vagón. Seguramente si Katniss no estuviese muerta, ahora mismo estaría corriendo por estos bosques para conseguir alimento con algún arco. Eso pienso yo, ya que no era normal su habilidad con el arco, no la tenía ni un profesional como nosotros. Me hago un ovillo en el enorme sofá de terciopelo rojo. ¿Por qué me siento tan mal? Yo misma maté a Katniss y a Peeta, me debería de haber sentido mal en ese momento, no ahora. Una profesional nunca debería llorar por sus víctimas. De mis pensamientos me saca el sonido de la puerta corredera, miro haber quien es la persona que va a entrar y observo que es Cinna. Se sienta a mi lado y me mira con pena.
-¿Qué te ocurre? -Me pregunta.
-Siento... Remordimiento.
-¿De algo en especial?
-De las muertes que he causado, sobretodo de Peeta y Katniss.
-Clove, es normal que sientas eso. Pero estabas en peligro de morir tú también, me apena la muerte de Katniss, pero ella lo hubiese hecho en tu lugar, nadie te juzga por ello.
-Cinna... No están bien los juegos. Las familias están dolidas...
-No hubiese cambiado nada si el ganador fuese otra persona.
-Cinna... ¿Sientes algo de dolor por la muerte de Katniss?
-Continuamente. Por eso haré que este distrito confíe en ti, y que vean que te has arrepentido de todo.
-Leyendo esto, -Le muestro un papel que me dio la abuelita con el discurso- muy arrepentida no se me ve.
-Pues no leas. Lee lo que se a escrito en tu corazón.
Con esto Cinna se va del vagón y me quedo sola. Miro a los bosques con niebla e iluminados por los rayos solares. Entonces decido no hablar.

Cinna me ha puesto una ropa muy oscura, todo en todos negros y azules marinos. Y en el pelo, no me lo a dejado suelto, me ha hecho una trenza. La trenza de Katniss.
Cato me mira con sorpresa por mi peinado pero a mi me da igual, le ignoro. Todos ya saben que no voy ha hablar. La abuelita comienza a contarme sus "penas" y yo hago que la escucho. Finalmente nos llaman para hacer el discursito.
Cato comienza a leer lo que pone en el papel, yo miro a las familias apenada. En el lugar de la familia de Katniss, veo a su madre y a su hermana pequeña Prim, es hermosa... Aunque me extraña que no esté su padre... ¿Habrá muerto en alguna explosión de las minas?
En el lugar de Peeta veo a sus padres y dos hermanos, mayores. Ambas familias están tristes y cuando Cato deja de hablar no puedo evitar quedarme petrificada en medio de el escenario y observar a ambas familias. Finalmente cojo el micrófono y decido leer lo que escribe mi corazón.
-Lo siento. Siento que Katniss y Peeta estén muertos.  Nunca fue mi intención matar a alguien, he aborrecido la muerte desde un principio, aunque no lo parezca. En su momento, no sentí nada ante la muerte de ambos... Ahora, me arrepiento de haberlos matado. Katniss, por lo que vi de las entrevistas, era valiente, honrada, fiel y haría cualquier cosa por su hermanita Prim. -Miro a Prim- Lo siento, por haberla asesinado con uno de mis cuchillos... -Ella me mira y comienzan a caerle lágrimas por los ojos. Me giro a la familia de Peeta- Me metía con Peeta a menudo, pero, era por la razón de que sentía lo mismo que él... y no quería mostrarme débil, aunque ahora mismo lo esté haciendo. Lo siento... -Ellos asienten y me sonríen con pena.
 Ambas familias junto al resto de ciudadanos de el Distrito 12, se llevan la mano izquierda a los labios, besan tres dedos y me señalan. Después de eso no recuerdo nada más. Sólo sé, que acabo de reaccionar y que estoy hecha un ovillo sobre mi cama mirando al suelo.

sábado, 12 de abril de 2014

En Llamas: Capítulo 3

Ya a pasado cierto tiempo, una semana para ser exactos. Cato a intentado hablar conmigo, pero yo no se lo he permitido, no quiero que me engañe, que me llame tonta a la cara. Encima tengo que aguantarle a él y a Enobaria en el Tour de la Victoria. Por suerte Brutus estará allí, aunque no creo que le caiga muy bien después de los juegos. Por suerte mi estilista estará también, y algo me salvaré.
Suena el timbre de casa, algo que me sorprende. Salgo de la ducha y, tapada con dos toallas, bajo al piso de abajo. Me encuentro con la abuelita, que me abraza, y mi estilista, ya no es mi estilista. Ahora nada más y nada menos que el estilista del Distrito 12 es mi estilista, creo que se llamaba Cinna. Él me saluda, parece un poco triste, aunque tiene su derecho, yo maté a su modelo.
Me traslada a otra habitación y me hace probarme trajes. Son preciosos, y me quedan genial. Pero me siento incómoda, ya que todo esto me recuerda a la chica en llamas, y no soy ella.
-Bien Clove. Cuéntame la situación.
-¿Eh?
-No estarás así de distraida porque si. Cuéntame.
-Uno, esto me recuerda a la chica en llamas y no soy ella. Y dos, no sé como sobreviviré al Tour.
-Uno, te comprendo, aunque esa no es mi intención. Y dos, has sobrevivido a los juegos, ¿qué peligro hay ahora?
-Cato, Enobaria y Brutus.
-¿Ellos? ¿Por qué?
-Cato, le odio por engañarme. Enobaria, por ser una ramera. Brutus, me odia por los juegos.
-A tus mentores no tengo solución, pero con Cato debes seguir haciendo creer que os gustáis, o ambos podréis llegar a la tumba.
-Madre mía... Una cosa. ¿Qué haces aquí?
-Hoy comienza el Tour, debo ponerte guapa para sobresalir.
-¡¿Qué hoy comienza el Tour?!
-Si, así que prepárate, que el camino tiene curvas.
Pasa una hora y Cinna me a puesto unos pantalones negros con un jersey azul marino, demasiado gordo en mi opinión, unas botas negras y una gran chaqueta azul marino también. Estoy muy bien abrigada y cuando salgo fuera de casa, no noto el frío invernal. Veo a Cato que me observa, entonces Cinna se acerca a mí y me susurra al oído. "Debes parecer enamorada". Entonces voy corriendo hacia Cato y éste, me coge en brazos. Nos damos un largo abrazo y un dulce beso.
Nos hacen una entrevista rápida y zarpámos con rapidez hacia el Distrito 12, el lugar en el cual vivían Katniss Everdeen y Peeta Mellark.
La cena transcurre con tranquilidad, no hay ninguna mirada de odio, excepto de parte de Brutus. Yo termino la primera y voy de camino a mi habitación, pero antes de llegar a mi puerta Cato me para.
-Clove, no sabía que me hubieses perdonado.
-No lo he hecho.
-¿Entonces?
-¿Entonces qué, Cato?
-¿Por qué me has abrazado y besado?
-Porque estaba salvando mi trasero. Somos los enamorados favoritos de todo Panem, eso pone en una frágil situación a Snow, por tanto debemos seguir actuando.
-¿No era verdad entonces? -Dice con cara de dolor.
-No. Todo era una mentira. Te sigo odiando, y te seguiré odiando Cato.
Abro la puerta de mi habitación, y antes de entrar observo durante unos segundos a Cato. Está blanco como el papel y con los ojos como platos. Parece que le va a dar algún ataque o algo.

sábado, 5 de abril de 2014

En Llamas: Capítulo 2 (Clove)

Algunos Sinsajos de el Distrito 2, cantan una melodía, que seguramente habrán escuchado de algún animal. Me levanto de mi cama y me pongo unos pantalones grises y una camiseta negra. Los calcetines blancos echos bola son suaves al tacto de mi pie. Finalmente me pongo unas botas militares y me hago una cola de caballo bien alta.
Bajo al piso de abajo y desayuno con rapidez. Cuanto más rápida vaya, antes veré a Cato. En diez minutos salgo de mi hogar, salto la verja que separa el bosque y la aldea de los vencedores y me encamino hacia el prado. Cuando llego allí me tumbo en el acolchado lecho de flores y miro al cielo. Por el sol deben ser las nueve de la mañana. Cato tardará en venir, pero eso me da exactamente igual.
Las horas pasan, y Cato no llega. ¿Le habrá ocurrido algo? El sol está en medio del cielo, son las doce. Llevo tres horas esperando a Cato y aún no a venido... Mi desesperación comienza a aparecer, al igual que el hambre. Espero dos horas más y al ver que Cato sigue sin venir, me voy a mi casa.
Llego allí y tengo para comer un rico estofado, el cual repito unas tres veces.
Filipo D' Macedonia viene a pasar un rato conmigo, llevo tiempo sin jugar con él, he pasado más tiempo con Cato que con mi familia. Mi padre me observa jugar con Filipo. Estoy sentada en las escaleras de casa, así que mi padre aprovecha y se sienta a mi lado.
-¿Has estado con Cato esta mañana? -Pregunta él.
-No, la verdad es que no. Me dejó plantada. ¿Por qué lo preguntas?
-Es que... He visto a Cato con Enobaria.
-¡¿Cómooooo?!
El mundo se me cae encima. ¡¿Cato me a dejado de lado para ir a ver a Enobaria?! ¡¡No me lo puedo creer!! Le odio. Le odio. ¡¡¡LE ODIO!!!
Y pensar que estuve a punto de morir por él. Mi padre y Filipo notan mi estado de cabreo y tristeza e intentan animarme. Sé que mi padre no lo a hecho con maldad, sólo intenta protegerme... Pero... Me a dolido lo que ha dicho.
-Gracias papá por decírmelo.
-Clove...
-No pasa nada. De verdad. -Miro a Filipo- ¿Vamos a pasear por el distrito?
Filipo comienza a agitar la cola y a ladrar como un poseso. Yo sonrío al ver su actitud. Vamos por el camino hacia el distrito y escucho la voz de Cato. ¡El que faltaba! Me agarra del brazo.
-¿Es que no me oías? -Pregunta él sin aliento.
-No.
Doy unoa cuantos pasos más, pero Cato se pone en mi camino. Entonces Filipo comienza a gruñirle. Cato le hace poco caso a esa amenaza.
-¿QuE pasa? -Pregunta confuso.
-¡Cómo si no lo supieses! ¡Te he esperado cinco malditas horas en el prado y ni has aparecido! ¡Has preferido estar con Enobaria! ¡¿Pensabas que no me iba a enterar?! ¡Vete de paseo Cato! ¡No quiero saber nada más de ti! ¡Nunca!
Filipo muerde a Cato en la espinilla derecha, y este suelta un grito de dolor. Finalmente dejamos atrás a Cato y seguimos nuestro camino. Por el rabillo del ojo logro percibir una última cosa. La cara de dolor de Cato, y no es por el mordisco.

miércoles, 5 de marzo de 2014

En Llamas: Capítulo 1 (Cato)

Clove está medio muerta, yo estoy de los nervios. Ahora no me puedes dejar, no ahora, no después de haber ganado. Debemos seguir juntos Clove.
Unos Agentes de la Paz la cogen, la separan de mí, a consecuencia los tumbo de un golpe a  cada uno. Nadie me separará de Clove. Me atontan con un líquido que inyectan en mi cuello y finalmente caigo inconsciente.
Los siguientes días ando volviendo y marchándome de mi cuerpo en una habitación metálica llena de tubos. Luego Caesar nos hace unas entrevistas a Clove y a mí, si, finalmente sobrevivió, me alegro. Cuando la vi tras mis largas siestas, la abracé con fuerza y le di el mejor beso que he podido dar. Se puso roja.
Finalmente volvimos a nuestro distrito, el cual nos recibió con vítores, flores, sonrisas y mucho cariño. Aunque esto último no hacia falta. No conozco a casi nadie. Me centré en mí entrenamiento desde pequeño y tenia pocos amigos por mi "fiereza". De todas formas, cuando Clove entró me pasaba todos los días viendo como lanzaba los cuchillos.

Ya a pasado cierto tiempo. Clove vive con sus padres, yo con los míos. Aunque en la Aldea de los Vencedores hay muchas personas, y me incómoda que me feliciten por mi fiereza, mi manejo con la espada y mi, incontrolable, ira.
Clove y yo hemos encontrado una escapatoria. Hay un bosque que rodea la Aldea, y cerca hay un claro lleno de flores y una mullida hierba.
Acaricio su pelo azabache, tras los juegos no se lo a vuelto a recoger,y me agrada juguetear con él, y que conste que no soy nada juguetón, siempre he sido muy serio.
-¿Te divierte mi pelo? -Pregunta ella.
-Es algo obvio. ¿No? -Respondo.
-Me vas a enmarañar.
-Después te lo peino.
-La última vez que me peinaste tras juguetear con mi pelo, casi tuve que llamar al peluquero para que me cortase el pelo.
Rápidamente paro. Me encanta su pelo largo y medio ondulado oscuro. En realidad me encanta ella.
-Pronto tocará el Tour de la Victoria de los 74° Juegos del Hambre. -Saco el tema de la nada.
-Primero visitaremos el Distrito 12. -Responde ella.
-Vistaremos el Distrito de Katniss y Peeta. No quiero ver a sus familias.
-Ni yo. Son pobres... Tal vez ellos deberían de haber ganado.
-Yo por unos momentos lo pensé al ver que morías. Luego me arrepentí de pensarlo...
-¿Y ahora? -La miro dudoso al no comprender su pregunta- ¿Te arrepientes de haberlo pensado o no?
-Hay momentos que si. Soy humano y tengo pensamientos y sentimientos. No soy un ser del Capitolio que está lleno de plástico y es frío. -Clove se ríe al escuchar mis palabras- ¿Qué pasa?
-Nunca pensé que dirías algo así Cato.
-¿Por qué?
-Porque tú eras un seguidor a toda costa de ellos.
-Los juegos han cambiado mi perspectiva, me han cambiado. No seré el mismo chico de antes Clove. Somos profesionales si. Pero sigo siendo humano, y me arrepiento de haber matado a todas esas personas.


Sentimos mucho Gabriela y yo por no subir antes. Pero estábamos de exámenes -yo estoy ahora de recuperación de las globales. Espero que os haya encantado el primer capítulo de En Llamas de Clove. Y de nuevo lo sentimos!

sábado, 22 de febrero de 2014

Jennifer Lawrence majestuosa en nuevas fotos para Dior

Jennifer Lawrence es la imagen de Dior desde hace poco más de un año y firmó por otros 3, su nueva campaña ya está disponible.
FOTO: Dior
Dando paso a la tercera campaña de Dior, Jennifer Lawrence posó de una forma majestuosa para la codiciada casa de moda.
La actriz ganadora del Oscar fue fotografiada por Patrick Demarchelier para el diseñador de lujo, ella aparece posando con un vestido strapless, un maquillaje sobrio y una bolsa color rosa en una de las instantáneas, mientras que en la otra con una gabardina larga y sosteniendo una bolsa de pitón print.
Como parte de la tercera entrega de la marca, también Jennifer se pronunció a finales del año pasado en contra del photoshop en las fotografías; ahora sabemos por qué, pues en éstas aparece casi al natural.
Las fotografías a continuación:

jueves, 13 de febrero de 2014

¡Jennifer Lawrence acusada de copiona!

Como habéis oído tributos, Jenn a sido acusada de copiar, nada más y nada menos que el peinado. ¿Quién la a acusado? Miley Cyrus. Ambas tienen un peinado parecido, y no está confirmado que sea una acusación, pero este comentario es un tanto acusador, pero en ningún momento a dicho ningún nombre.
"Estaba aburrida de mi pelo largo, así que lo corté. No quería provocar, pero cambié y crecí un poco, pero ahora todo el mundo lo quiere copiar. Ésto no me gusta, así que supongo que tendré que cambiarlo otra vez porque odio que todo el mundo luzca igual”.
¿Os parece que Jenn a copiado a Miley? ¿O es que Miley quiere llamar la atención?
En mi opinión, es que aquí nadie copia a nadie, ya que entonces comenzaríamos a acusar a todo el mundo. Porque antes que Miley, este peinado lo llevaba Rihanna y antes que Riri lo llevaba P¡nk. Antes de ella no sé, pero bueno, así podríamos estar todo el día.
Dejar vuestra opinión :)