Seguidores

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Desconocidos

Estas en el mismo sitio de siempre, a la misma hora de siempre,  tomando lo mismo, un día sí, y el otro también.

Sola con tus penas y tus miedos, intentando alejarlos, mientras los ahogas en diez vasos de licor y de ese whisky que tanto te gusta, ese que te quema la garganta y que hace que te olvides de todo por unos instantes. 

Intentas huir del pasado, derramando lágrimas vacías en la esquina más oscura de ese solitario bar situado en la avenida de los sueños rotos, en uno de esos  que James Morrisson describe en sus canciones.

Me gustaría saber que te llevó a ese remolino de vacío; a ese que sé que no te deja dormir por las noches; a ese que provoca que tus ojos estén adornados con unas profundas ojeras negras que contrastan con el blanco lechoso de tu pálida piel. Me gustaría saber, qué ha sido el causante de las numerosas marcas de guerra que he podido ver ocultas bajo las mangas de tu jersey mientras apuras la poca bebida que se ha quedado estancada al final del vaso. Me gustaría saber qué es lo que pasa por tu cabeza mientras observas como las chispas del cigarrillo, al que de vez en cuando le das una calada, mueren en el cenicero de cristal que tienes enfrente de ti, y me gustaría saber porque parece que todos los días forman parte de un  invierno interminable para ti.

Sé que te sientes sola. Lo sé en la forma en la que miras en tu alrededor; como si estuvieras buscando apoyo en algo que parece que sólo tú puedes ver, y que sin embargo parece estar privado a los demás; también lo sé por tus gestos y por tu forma de expresarte; lo sé por las sonrisas forzadas que ofreces a aquel que te pregunta por cómo estas; así como por el leve tartamudeo que acompaña a la misma mentira que siempre ofreces.



lunes, 15 de junio de 2015

Desearía...

[ Desearía ser un poco más delicada,
un poco más frágil,
para que el mundo se percatarse,
de que aún sigo rompiendome;
un poco más con cada sonrisa,
un poco más con cada aliento,
un poco más por cada pensamiento.
Porque todo ello es falsificado,
tan falso como los finales felices
o alcanzar la perfección.
Dan las dos y solo tengo escritas dos palabras en una carta con destino a la nada.
Dan las tres y me hecho a llorar.
Lloro porque quiero que te des cuenta
que me duele tu silencio y tus miradas de puro desprecio.
Lloro porque hace tiempo que me dejaste de regalar las rosas de aquellos rosales, y ahora solo me regalas puñales.
Lloro porque he vuelto a pensar demasiado y porque, exausta, he dejado que los recuerdos que más ocultos quiero mantener, han vuelto a ganarme una vez más.
Y lloro porque, cuando uno empieza a recordar, siempre duele. ]

domingo, 14 de junio de 2015



[ Es gracioso.
Gracioso el ver que aunque estas rodeado/a de gente, te sientes sólo, hundido y con la necesidad de que alguien te salve. Que por más que grites, hagas señas o pidas auxilio nadie te ayude a salir de esa caja de cristal, donde ves la gente pasar, pero tu súplica queda amortiguada por ese fina pared transparente.

Caen.
Caen pedazos de sentimientos. Gotas de rabia acomulada y tristeza, todo mezclado con el amargo sabor de una falsa esperanza, que por un momento nos hace llegar a creer que algún día conseguiremos ser oídos. Resbalan por los labios semi abiertos de alguien que en su momento tuvo algo que decir, algo que la haría hacerse oir, pero por miedo a la tormenta que la rodeaba, encayó en esos escoyos sonrosados, y no se dejó hacer oir ]

Sé que llevo mucho tiempo sin escribir y lo siento mucho. Me gustaría prometer que publicaré más a menudo, pero me niego a prometer algo que podría acabar en papel mojado.
A partir de ahora voy a publicar relatos muy cortos sobre el estado de ánimo en el que me encuentre o reflexiones mías sobre ciertos temas! Os ánimo a todos aquellos que visiteis el blog a que dejaeis vuestras opiniones y cual quier tema del que os gustaría que escribiera! Quiero convertir este blog en una pequeña familia donde compartir ideas, opiniones etc. Y de verdad que espero que participeis!

Un beso enorme a todo aquel que esté leyendo esto!



miércoles, 10 de diciembre de 2014

El tiempo vuela


 [ El tiempo vuela; vuela como lo hacen las aves en las frías tardes de otoño; en busca de un mañana más cálido y acogedor. Vuela, como los suspiros que salen de mi boca mientras pienso en tu regreso, vuela como los besos furtivos a la luz de las estrellas, vuela como las promesas que hicimos en el viento en busca de nuevas esperanzas.

Sin embargo, ahora, el frío se instala en las cuatro paredes de esa habitación, donde los recuerdos se mezclan en largas noches de invierno, cuando, tu seguías a mi lado y todo parecía tener más sentido; donde todo, tenía más vida.

Dicen que no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes, yo me niego, pienso que la persona vale por su presencia, no por su ausencia, lo que se pierde no se recupera, y lo que se va, no vuelve… Pero sin embargo yo confío en tu regreso, en volver a ver tu sonrisa a las mañanas, de poder ver los hoyuelos que en tu rostro se formaban… por volver a verte a ti.

Porque hay veces que las cosas más simples son las que te ayudan a continuar .]





sábado, 6 de diciembre de 2014

Te llevaste...

Te llevaste contigo mi mirada, 
el latir de mi corazón cautivo, 
en cada sonrisa cada palabra, 
que les daba fuerza para estar vivo. 

Te llevaste la inspiración y la sinfonía, 
de cada poema de cada canción, 
y los versos que antes componía, 
se descomponen ahora en el cajón. 

Iluminaste con tu llegada mi camino, 
me hiciste sentir en el corazón, 
un sentir que unió nuestros destinos, 
un sentir que ahora arrebata con dolor. 

No podría definir con claridad, 
mi cabeza se empaña con la respiración, 
de un aliento que rompe en la inmensidad, 
en el silencio que reina en mi habitación. 

Podría decirte que me muero por tenerte, 
que no hay nada que me puede hacer despertar, 
de ese tiempo en que sin dudar pensaba, 
que nunca me dejarías de amar. 

Ahora tan solo le pido al tiempo, 
que destroce para siempre el disfraz, 
que arrebate contra mi el olvido, 
para saber que camino acontece mi lugar. 

viernes, 5 de diciembre de 2014

Aprendí que...

Aprendí que los peces nadan y que las aves vuelan. 
 Que los políticos mienten y que la tierra es redonda. 
Que la gente es falsa y que todo el mundo tiene dos caras. 
Aprendí que dos y dos son cuatro, que no hay que dar más de lo que se recibe. 
Que no hay que ilusionarse demasiado.
Que la vida es un regalo.
Me enseñaron que el futuro no está escrito, que el universo es infinito y que nosotros diminutos en él, casi inexistentes. 
Aprendí en no creer en las promesas, a confiar en casi nadie y a contar con los dedos de una mano a quien de verdad estuvo de mi lado.